martes, 11 de noviembre de 2008

El concepto entre pucheros

Como iba siendo ya hora de sacar las especias a airear, he puesto en marcha este espacio para la buena cocina. La que conozco. Sencilla, intuitiva, improvisada; conceptual si se prefiere. No pretendo desde este espacio echar ningún pulso a ningún afamado e ilustre cocinero o artista del fogón, tan sólo dejar cuenta de cuantas ocurrencias entorno al alimento del ser. Ser, también pasa por comer. Hacerlo en la medida de las posibilidades de cada uno, con el aprovechamiento lógico de la despensa, conlleva en ocasiones un verdadero artificio conseguir con tan poco algo exquisito.

Que como decía mi abuela:
–come hijo, que comiendo se puede con todo–

O como dice mi madre:
–¡Huy la leche que te han dao!

A ellas les dedico este espacio.

Aquí empieza la cocina [aXc], que ni decir tiene, es la del propio artista.